A Ana de 3 años la mató su madre y su padrastro; primero la habían reportado como desaparecida

481

Autoridades de Apodaca, Nuevo León, dieron a conocer que fue localizada sin vida Ana Roberta Estrada Cavazos, una menor de tres años de edad, que fue reportada como desaparecida desde el pasado martes 27 de octubre.

Fue ese día en que la Fiscalía General de Justicia del Estado emitió la Alerta Amber para solicitar el apoyo de la población y dar con su paradero; lo hicieron en base al argumento de la madre quien dijo que su pequeña le había sido “arrebatada de sus brazos” cuando se encontraban en la vía pública.

Dentro de la misma alerta se advirtió que debido al tiempo transcurrido, aunado a su edad, la menor podría estar en “peligro inminente”.

Sin embargo, el caso dio un giro de 180 grados cuando el alcalde de Apodaca, César Garza, dio a conocer el hallazgo del cuerpo de la niña y no solamente eso, sino que informó que habría sido la madre y el padrastro de los responsables de su muerte.

De acuerdo con Garza, quienes estaban a cargo de la investigación de la supuesta sustracción, comenzaron a notar las inconsistencias dentro de las declaraciones de la mujer.

“Me dice el secretario de Seguridad, Víctor Navarro: ‘jefe, hay un reporte de una señora que nos dice que le quitaron a su niña de sus brazos, pero en sus declaraciones es contradictoria, el perfil psicológico no demuestra angustia si no más bien muestra mucho pesar, como que sabe qué ocurrió con la menor’”, comentó el alcalde en un video publicado en su cuenta de Twitter.

“Nuestro secretario de seguridad, que es un policía de carrera, se trasladó al domicilio de la señora. Y desde las primeras indagaciones me habló y me dijo Víctor: ‘¿Sabes qué? Este caso no suena bien. A mí me parece que a la niña lo hicieron ver como una sustracción o un secuestro”, agregó.

Tras horas de investigación, autoridades explicaron que la madre confesó lo que en realidad había sucedido y detalló en dónde habían dejado el cuerpo de la niña a lado de un río, mientras que también se deshicieron de la carriola.

Tras enterarse se inició la búsqueda del cadáver en la noche, pero no lograron localizarlo debido a la falta de luz, así que la búsqueda fue suspendida.

La mañana del jueves se reanudó la búsqueda y la Fiscalía General de Justicia del Estado informó que poco antes de las 08:00 horas, fue localizado entre la avenida Concepción Barragán y calle Ébanos, de la colonia Praderas la Enramada, en el municipio de San Nicolás de los Garza, limítrofe con Apodaca.

Las autoridades también anunciaron que se harían los estudios de ADN para lograr la plena identificación.