Asesinato de Kikapú fue por una riña por consumo de alcohol y otras sustancias; Fiscal General

Raymundo Campos | Nueva Rosita, Coah.- Un problema familiar suscitado por el excesivo consumo de alcohol y otras sustancias derivaron en el violento asesinato a balazos de un integrante de la tribu Kikapú de Múzquiz, cometido por su propio tío, el jefe de la etnia, indicó el Fiscal General en el Estado de Coahuila, Gerardo Márquez Guevara.

Subrayó que durante la audiencia de vinculación a proceso celebrada ayer en el Centro de Justicia para juicios orales, un juez de control dictó prisión preventiva por 3 meses como medida cautelar contra el jefe indio Andrés Aniko.

Indicó que el día que se cometió el homicidio doloso, donde fue privado de la vida de varios disparos de arma de fuego Erik Treviño Aniko de 44 años, el mismo inculpado lo trasladó a un hospital privado de Múzquiz donde ingresó sin vida.

Márquez Guevara, señaló que el Ministerio Público de la Fiscalía Regional, trabaja en la construcción de la teoría para poder formularla cuando sea oportuno, apuntó.

Asimismo el Fiscal General del Estado, destacó los avances en los trabajos de investigación para esclarecer el feminicidio de la Joven Priscila de 20 años, ocurrido a finales de diciembre en la colonia Sarabia de Nueva Rosita.

Aclaró que se agotan varias líneas de investigación en este caso, el cual se mantiene con las reservas de ley.

Márquez Guevara asistió esta mañana a la primera reunión regional de seguridad pública encabezada por la Secretaria Sonia Villarreal Pérez, en la ciudad de Nueva Rosita.