Casa del migrante y demás organismos civiles piden libertad a migrantes

Redacción /Saltillo,Coah.
Ante los riesgos por el COVID-19, la Casa del Migrante en Saltillo exigió la libertad inmediata de todas las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo en detención migratoria, esto en conjunto con la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos que agrupa a 86 asociaciones.
En el documento dirigido al Ejecutivo Federal y la Secretaria de Gobierno Olga Sánchez Cordero, se pide que dejen salir a los migrantes puesto que mantener a las personas en detención migratoria es un grave riesgo de contagio de Covid-19, esto representa una violación de derechos humanos y un atentado a la vida de las personas migrantes y de quienes laboran en las estaciones migratorias.
Ante esta situación se pide la destitución inmediata del comisionado del INM, por su responsabilidad directa en los hechos ocurridos en estaciones migratorias de Villahermosa y Tenosique, Tabasco, así como la Siglo XXI en Tapachula, Chiapas.
El más reciente hecho ocurrió hace un par de días en la estación migratoria de Piedras Negras, Coahuila, donde un grupo de aproximadamente 80 migrantes tomaron las instalaciones del albergue transitorio, a cargo del Instituto Nacional de Migración (INM).
La toma de las instalaciones se debió a las condiciones en las que los tienen, y al señalar presunto maltrato. El movimiento se hizo para denunciar el hacinamiento y la falta de alimentos.
Por estas condiciones en las estaciones migratorias, es que las asociaciones civiles agrupadas en la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos
Esta condición se agrava ante la pandemia global del Covid-19 profundiza la incertidumbre y el miedo, al tiempo que genera aún mayores riesgos sanitarios para las personas detenidas.
Frente a las medidas tomadas por el INM ante la pandemia, desde la sociedad civil se solicitó el cese de las detenciones por razones migratorias y la liberación de todas las personas detenidas en estaciones migratorias y estancias provisionales.[1]
Además, el gobierno debe diseñar una estrategia de detección, canalización y atención a grupos de migrantes y personas sujetas de protección internacional con mayores condiciones de vulnerabilidad. Se tienen que agilizar las acciones de regularización migratoria y las solicitudes de protección internacional, evitando generar un mayor grado de vulnerabilidad y de rezago.