Donald Trump y Kim Jong-un se reunen en Vietnam

Agencias.- Donald Trump se reunió este miércoles en Hanói con el líder norcoreano Kim Jong-un, a quien volvió a prometer un futuro brillante si Corea del Norte acepta por fin renunciar a su arsenal nuclear.

El líder norcoreano afirmó que está “seguro” de alcanzar esta vez resultados positivos. “Estoy seguro de que esta vez habrá grandes resultados que serán bien recibidos por todos”, declaró el líder norcoreano. “Lo haré lo mejor que pueda para que ocurra”.

El presidente estadounidense, que sueña con lograr éxitos en donde fracasaron sus predecesores, está bajo presión luego de que la primera cumbre con el líder norcoreano, en junio en Singapur, concluyera con una vaga declaración sobre “la desnuclearización de la península norcoreana”, pero sin compromisos concretos.

Ni Trump ni Kim dieron indicios precisos sobre los avances concretos que podrían ser anunciados el jueves, el segundo y último día de esta cumbre en la capital vietnamita.

Horas antes de esta nueva cita el presidente estadounidense prometió nuevamente a su “amigo Kim Jong-un” un desarrollo económico espectacular si Corea del Norte acepta finalmente renunciar a su arsenal nuclear.

Durante un encuentro con las autoridades vietnamitas, entre ellas el presidente y jefe del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong, Trump elogió los progresos económicos “extraordinarios” de Vietnam.

Luego de un cara a cara con Kim Jong-un en el Sofitel Legend Metropole, un lujoso establecimiento en pleno centro de la capital, está prevista una cena con pocos participantes.

Trump estará acompañado por su secretario de Estado, Mike Pompeo, y su jefe de gabinete, Mick Mulvaney. Kim Jong Un estará con Kim Yong Chol, su asesor de confianza que ya estuvo en la Casa Blanca, y con Ri Yong Ho, el ministro de Relaciones Exteriores.

Los dos dirigentes, que pasaron en unos meses de los insultos personales y las amenazas apocalípticas a las declaraciones “de amor” de Donald Trump, deben concretar los compromisos asumidos en su primera cumbre, que muchos analistas consideran un teatro.

Desde entonces, Corea del Norte no ha hecho nada para reducir el arsenal del que dispone.

Para callar a sus detractores, Trump podría intentar arrancar un anuncio al “Chairman Kim”, como por ejemplo la promesa del desmantelamiento del reactor de Yongbyon, el principal complejo atómico norcoreano.