Encuentran mejillones cocidos dentro de sus conchas a causa del calor

Redacción.- La ola de calor no solo ha tenido consecuencias en Europa, también batió récords en la costa pacífica de Estados Unidos.

A causa de estas altas temperaturas fueron encontrados mejillones cocinados dentro de sus cáscaras en Bodega Bay, un cabo localizado en el norte de California.

En junio, las temperaturas de Bodega Bay llegaron a alcanzar los 100 grados Fahrenheit, es decir, 38 grados centígrados.

Los científicos han estudiado los efectos del calentamiento del agua en las criaturas del océano durante décadas.

Los mejillones se alimentan del plancton que flota en el agua de mar, se ven expuestos a altas temperaturas sobre todo cuando bajan las mareas.

El aumento de la temperatura de la superficie del mar se vincula a la muerte de algas, aves marinas y mamíferos, así como a las migraciones y el movimiento de especies.