Esto se sabe del terrorista islámico que asesinó a tres personas en Niza, Francia

73

A través de redes sociales se difundió una foto del autor del atentado terrorista de la basílica de Niza, Brahim Aoussaoui de 21 años.

El joven tunecino llegó a Europa a través de la isla italiana de Lampedusa hace solo unas semanas; la imagen tomada cuando acababa de llegar a Europa y las autoridades del puerto de Bari, en la Apulia, le tomaron la foto.

El joven fue puesto en cuarentena por las autoridades, una parte la hizo en la isla y otra en el buque Rhapsody, hasta que el 8 de octubre arribó a Bari. Poco después fue liberado con una orden de salir del país y se introdujo ilegalmente en Francia.

El pasado jueves atacó a tres personas en la iglesia de Niza, y decapitó a una de ellas, y finalmente fue neutralizado por la policía con un disparo.

En sus primeras declaraciones, según trascendió en la prensa francesa, aseguró haber actuado solo.

“No ha dejado de repetir a Allahu Akhbar (Dios es grande) una y otra vez mientras estaba bajo cuidado médico” dijo el alcalde Christian Estrosi.

Las autoridades creen que viajó a Francia en tren, entre el 9 y el 10 de octubre, logrando pasar los controles sin ser detectado. Llegó a la ciudad a las 6.30 am y, poco después, le envió una foto de la basílica de Notre Dame a su hermano, que se encuentra en Túnez. Le dijo que quería pasar la noche allí.

Entró a la iglesia cuando abrió, a las 8.30 am, y permaneció allí por alrededor de media hora antes de sacar un cuchillo y empezar a atacar a las personas que se encontraban en el interior.

La primera en morir fue una feligresa aún no identificada de unos sesenta años, a la que le cortó la garganta cerca de la fuente de la iglesia en un intento de decapitación. El siguiente en morir fue el sacristán de la iglesia, Vincent Loques, de 54 años, que le había abierto las puertas. La tercera fue la brasileña Simone Barreto Silva. “Díganle a mis hijos que los amo”, fueron las últimas palabras pronunciadas por la mujer.

Por su parte, el presidente Emmanuel Macron aseguró que Francia está en el punto de mira de la “locura islamista” por sus valores, “su gusto por la libertad, por permitir a cada uno que crea libremente sin ceder al terror”.