Expone maltrato de juez en caso del padre ‘Meño’

896

Julio Fernández | Piedras Negras, Coah.- El asesor jurídico de la Diócesis de Piedras Negras, Lic. Carlos Javier Gomez Garza habló en base al maltrato que sufrió el Obispo Alonso Garza Treviño y el sacerdote Jesús Martínez Compeán, dentro de la sala de testigos del Centro de Justicia Penal.

Tras cuatro días de juicio, ayer por la noche fueron liberados testimonialmente el obispo Alonso Garza y el padre “Chuy” Compeán, por parte del juez magistrado Raúl Flores, mismo que según el asesor jurídico de la diócesis, este los dejaba dentro de la sala de testigos, sin avisar que la audiencia ya había sido suspendida, o que se permitían diversos recesos, cuando ya todos habían desalojado la sala número 2, o se distraen en el debido descanso.

“Quiero dejar en claro, la mala actitud y mala conducción del juez magistrado, porque recesaban y dejaban a los testigos dentro de la sala de testigos” declaró el jurídico de la diócesis.