Hondureños huyen de su país por falta de oportunidades, extorsiones y amenazas de muerte

386

Amanda Morales | Piedras Negras.- Miles de familias hondureñas huyen de la inseguridad que viven a diario en las calles y hasta en sus mismos negocios por extorsiones económicas, que si no entregan los dueños cada mes, son asesinados a sangre fría como recordatorio para los demás “deudores”.

Así es el caso de la señora Marta Núñez de 28 años de edad que huyó de su país, junto con su esposo y tres hijos de 4, 9 y 11 años de edad por el miedo a ser asesinados al no generar más ingresos en su restaurante para poder pagar los “impuestos” que les pedían.

Marta Núñez al ser recortada de la empresa en la que trabaja el 4 de diciembre, de 6 am a 10 pm, ya no pudo ayudar más económicamente a su esposo quien se hacía cargo del negocio de comida donde los extorsionaban.

Al verse afectados por la inseguridad que vivían y el generar prácticamente ingresos que solo les alcanzó para pagar las extorsiones, decidieron salir en búsqueda de una mejor vida.

Al preguntarle si las autoridades de su país no les ayudaron, contestó haber tenido miedo de hablar con la policía, “si denuncia uno lo matan más rápido”, dijo Marta Núñez.

La madre de familia informó que fue difícil conseguir el dinero de los pasajes para salir de Honduras, pero una vez estando en territorio mexicano dijo sentirse muy agradecida con todas las personas de México quienes le brindaron apoyo de todo tipo: alimentos, ropa y dinero para poder llegar en autobús hasta la frontera.

Al preguntarle que extrañaba de su país, contestó “todo, pero lastimosamente nos tocó huir”, y ahora la familia se encuentra en el albergue de Piedras Negras, en el cual se sienten tranquilos dijo el esposo de Marta.

La pareja hondureña se abstuvieron de ser retratados pues dicen que los grupos delictivos de su país siguen los rastros de familias para seguir amenazándolas y perturbar la seguridad de las personas.