Iota llega a El Salvador como tormenta tropical, tras dejar 10 muertos en su camino por Centroamérica

112

Iota llegó este miércoles a El Salvador como tormenta tropical, tras dejar 10 muertos y devastación en su paso por Centroamérica, donde miles de personas quedaron incomunicadas, sin agua ni luz.

El huracán dejó seis muertos en Nicaragua, dos de ellos niños, además de dos en el archipiélago colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, uno en Panamá y otro en El Salvador.

El meteorólogo del Observatorio del Ministerio de Medio Ambiente, Roberto González, dijo a la AFP que Iota ingresó por los orientales departamentos de Morazán y La Unión, unos 220 km al este de San Salvador.

Comentó que se mantiene como tormenta tropical con vientos sostenidos de hasta 65 km por hora moviéndose hacia el oeste del país, donde a las 06H00 locales (12H00 GMT) ingresará al océano Pacífico donde se degradará a “sistema de baja presión”.

Un total de 813 personas fueron evacuadas de zonas de riesgo y ubicadas en 230 albergues; además ya dejó un muerto, un motociclista luego que un árbol fue derribado por el viento.

Y en Honduras, Nicaragua y Guatemala esos fenómenos “podrían verse exacerbados por los efectos recientes del huracán Eta”, que tocó tierra el 3 de noviembre también en el Caribe nicaragüense y dejó al menos 200 muertos y 2,5 millones de afectados en Centroamérica.