La Barby Juárez, con polémica impuesta, pierde el título del CMB ante la Cobrita Luna

140

Redacción.- Entre polémica, Mariana ‘la Barby’ Juárez perdió el título mundial de peso gallo del Consejo Mundial de Boxeo frente a Yulihan ‘Cobrita’ Luna por decisión unánime, a pesar de los reclamos de la veterana de 40 años, que forzó la revisión de guantes de su rival al término del combate.

La dureza de los golpes, eso aquejó Mariana Juárez durante el combate, que desde el primer round presentó sus primeros castigos ante 400 personas en la Arena Oasis en Cancún, Quintana Roo, con un sangrado interminable de su nariz.

Yulihan sacó provecho de su estatura y largo de brazos para evitar que Juárez fuera frontal en sus embates y con un buen juego de pies, cintura y un largo golpe de izquierda consiguió lastimar el rostro de la Barby, que prácticamente no lastimó a su retadora de Gómez Palacio, Durango.

Para la parte media de la pelea la Barby avisó a su equipo sobre los guantes de la Cobrita, quien para el octavo, noveno y décimo round se dedicó a pasear por todo el cuadrilátero sabiendo que las cartas se irían a su favor. Juárez, poco pudo hacer ante la movilidad de su rival.

Al final, con la frustración, la Barby pidió a los jueces y promotores que revisaran los guantes de Luna, quien celebró en grande desde el momento que sonó la campana y a pesar de la revisión frente a ella, mantuvo la cordura hasta conocer la decisión final.

Al final, por decisión unánime se dictaminó que el cinturón de peso gallo del CMB tenía nueva dueña en la figura de Yulihan Luna, quien se erige por segunda vez en su carrera como campeona mundial, a sus 26 años.

“Estoy emocionada, muy feliz. Este era mi sueño, ser campeona del mundo del Consejo (CMB) y estoy agradecida con la gente que me apoya”, declaró la Cobrita para TUDN.

Al tiempo que la nueva monarca declaraba su sentir, la Barby interrumpió: “21 años llevo en esto. Algo traen los guantes, ellos lo saben, pero ya que lo vea el CMB. Pero felicidades…”

Luna respondió: “Ahí están los guantes, nosotros somos deportistas. Lo hicimos a base de trabajo. Detrás de esta preparación está un trabajo que nunca había hecho en mi carrera”.

Y finalmente dejó la puerta abierta a una revancha: “Cuando quiera. Nosotros no hicimos nada más que una preparación fuerte. No tenemos miedo, ni nada. Lo que quieran hacer”.