Mueren monos aulladores por sequía en Veracruz

Redacción.- En la comunidad de El Chancarral, cuerpos peludos de color negro sobresalen del verde de la vegetación.

En las ramas cuelgan, sin vida, al menos una decena de monos aulladores, chupados por los rayos del sol que logran colarse entre las hojas. Los primates se encuentran sin líquidos ni alimentos, muriendo poco a poco.

La causa de la mortandad es la escasez de agua y los intensos calores que afectan el sur del estado de Veracruz.

Caen muertos por golpes de calor, pues los ríos cercanos están secos por la falta de lluvias en las regiones montañosas.

Habitantes del pueblo rural, en el municipio de Minatitlán, aseguran que tenía más de 25 años que no vivían una situación como la actual.

La comunidad de monos aulladores llegó hace casi 50 años, venían huyendo del avance de la mancha urbanada y en el pueblo encontraron un hogar que con los años mutó a una reserva natural protegida por las autoridades federales.

En la actualidad, los pobladores calculan que hay cerca de 30 changos que viven de manera libre, respetados por sus vecinos humanos, sin embargo, esta protección no les es suficiente.