Muere mujer tras 31 años en coma; su esposo estuvo siempre a su lado

La historia de los italianos Angelo Farina y Miriam Visintin es una de las más tristes pero también de las más bellas pues comprueban que el amor existe y la frase “en la salud y en la enfermedad” si se scumple.

Angelo y Miriam se casaron en junio de 1990, pero el año siguiente, el 24 de diciembre de 1991, Miriam sufrió un trágico accidente cuando el auto donde viajaba en carretera, perdió el control y chocó contra un poste, dejándola en coma.

El accidente ocurrió en Casoni di Mussolente durante la segunda Nochebuena que pasaban juntos como marido y mujer. Las heridas de Miriam en la cabeza fueron muy graves, y los médicos estaban seguros de que su muerte era inminente, que no sobreviviría la noche.

Pero contra toda expectativa, entró en un estado de coma y así estuvo durante los siguientes 31 años, en los que su esposo se mantuvo a su lado, visitándola todos los días, varias veces al día.

La acariciaba, le hablaba, ponía la música que a ella le gustaba: “Cuando me casé con ella, juré estar a su lado en las buenas y en las malas“

El 10 de mayo, más de tres décadas después, Miriam murió en el hospital de San Bassiano, a donde había sido trasladada hace dos meses debido a una acumulación de líquido en los pulmones.

A pesar de que Angelo rehizo su vida, se casó y tuvo hijos, nunca dejó de cuidar a su primer amor.