Nueva Zelanda legaliza la EUTANASIA pero rechaza la marihuana

221

Nueva Zelanda votó a favor de la legalización de la eutanasia, en lo que activistas han descrito como “una victoria de la compasión y la bondad”.

Según los resultados preliminares el 65,2% de los votantes apoyaron la entrada en vigor de la llamada “Ley de elección al final de la vida”, que permitirá que las personas con enfermedades terminales con menos de seis meses de vida, tengan la oportunidad de elegir la muerte asistida si lo aprueban dos médicos.

El referendo es vinculante y se espera que la ley entre en vigor en noviembre de 2021; cuando lo haga, Nueva Zelanda se sumará al pequeño grupo de países que ya permiten la eutanasia, entre los que se cuentan los Países Bajos, Canadá y Colombia.

El referéndum sobre muerte asistida se celebró junto con las elecciones generales a principios de este mes y en un referendo no vinculante separado celebrado al mismo tiempo, los neozelandeses también rechazaron una propuesta para legalizar el uso de cannabis con fines recreativos.

Los resultados preliminares de la votación sobre el cannabis fueron 53,1% a favor del no y 46,1% por el sí, aunque este resultado puede estar sujeto a cambios cuando se cuenten los votos especiales.

La ley también fija una serie de criterios que deben cumplir para poder solicitar la muerte asistida:

  • sufrir de una enfermedad terminal que probablemente terminará con su vida en seis meses
  • mostrar una disminución significativa en la capacidad física
  • poder tomar una decisión informada sobre la muerte asistida
  • La legislación autoriza a un médico o enfermero a administrar o prescribir una dosis letal de medicación que se tomará bajo su supervisión si se cumplen todas las condiciones.

La ley también dice que una persona no puede ser elegible para muerte asistida solo por su edad avanzada, enfermedad mental o discapacidad.

Al votar “sí”, el país se une a un pequeño grupo de naciones y territorios que han aprobado una legislación similar.

La eutanasia es legal en Bélgica, Canadá, Colombia, Luxemburgo y los Países Bajos, mientras que el suicidio asistido está permitido en Suiza.