Próxima regidora intenta reabrir gasolinera sobre un arroyo

500

Efraín González | Piedras Negras.- Habitantes de esta ciudad afectados por una gasolinera construida sobre un arroyo, ven con preocupación el intento de reapertura de este negocio clausurado desde hace casi cinco años debido a los problemas de inundación que provoca para las colonias Montes y Tierra y Esperanza.

Ante inconformidad manifestada por estas familias GMN investigó la situación del establecimiento denominado Servicio Rotonda, ubicado sobre la avenida Román Cepeda, donde trabajadores alistan las abandonadas instalaciones; señalan que la indicación es que esperan reabrir en cuestión de días.

Formalmente se presentó ya al gobierno municipal una solicitud, de los propietarios de la estación de combustible clausurada, para reabrir el negocio.

El secretario del ayuntamiento, Hermelo Castillón, señaló que la solicitud fue rechazada por el problema hidrológico que implicó la construcción de la gasolinera.

A esta construcción le antecede un largo historial de negativas de todas las instancias reguladoras:

*En el año 2011 la Comisión Nacional de Agua envió esta notificación al gobierno de Piedras Negras advirtiendo que la gasolinera redujo la capacidad del cauce con relleno y compactación quedando las viviendas por debajo del nivel del predio.
Por ello CONAGUA advirtió que no se permite este tipo de construcciones.

*En 2012 Protección Civil también negó esta construcción debido a que el predio hacía función de vaso captador

*En el año 2013 la Universidad Antonio Narro hizo un estudio que determinó que el predio donde se construyó, tenía un cauce pluvial colindante.

Sin embargo, ese mismo año inició la construcción de la gasolinera.
Así empezaron los problemas de inundaciones para familias como la de don Carlos Sánchez, uno de las decenas de vecinos habita en la colonia Montes justo a espaldas del terreno donde se construyó la gasolinera.

El relleno de toneladas de material se observa como redujo drásticamente el afluente del arroyo El soldado sobre el que se sitúa la gasolinera. Don Carlos explica el nivel que ahora alcanza el agua en su casa.

Desde que se rellenó el afluente del arroyo para construir la gasolinera estas familias han vivido en un ciclo de inundaciones. Por este agravio en el año 2014 Doña Norma Elizabeth Ramos formalizó una denuncia ante CONAGUA en la que adjuntan las pruebas de los daños que han sufrido desde la construcción de la gasolinera. Así empezó una larga lucha que derivó en la clausura de la estación.

A pesar de que la gasolinera se clausuró por cuatro años el cauce del arroyo no se liberó. Y ahora ha resurgido el intento de reabrir este negocio a escasas semanas de que su propietaria María Antonieta de Jesús Rentería Torres entre en funciones como regidora en Piedras Negras del Movimiento de Regeneración Nacional.

GMN buscó la versión de esta empresaria gasolinera; asegura que no está realizando gestiones para reabrir, a pesar de lo dicho por los mismos trabajadores.

Negó que desde el cabildo promueva la reapertura de su comercio ubicado sobre un cauce pluvial, de acuerdo a los dictámenes de autoridades. Situación que además implicaría conflicto interés.

Esta empresaria promovió dos amparos en contra de la clausura de su negocio, ambos fueron negados.

Además PEMEX rescindió la franquicia a esta estación.

En tanto son vecinos de esta área quienes continúan afectados por la indebida construcción sobre el arroyo principal de la ciudad.