Retos Positivos/Salud y bienestar/Felicidad Corporativa

301

La risa como profesión

En los últimos diez años, hemos sido testigos de un interés particular en el fenómeno de la “risa” por parte de los entrenadores en comunicación, coaching organizacional y desarrollo personal. Escuelas de risas y cursos de formación en las profesiones y Técnicas para REÍR han surgido desde principios de la década del 2000. Este es un nuevo fenómeno sociocultural digno de exploración.

La risa es un tema SERIO y un objeto de estudio científico. Cabe señalar que desde 1987, ha habido una asociación científica (CORHUM) que agrupa a los investigadores que estudian la risa en sus diversos aspectos literarios, lingüísticos, históricos, sociológicos, antropológicos y psicológicos. Una comunicación científica, en ciencias de la gestión, ha demostrado que “al 69% de los entrevistados les gustaría tener acceso a la formación y / o conciencia sobre la importancia del humor en el entorno profesional” (cita, Bensebaa y Autissier, 2011).

En este contexto, nos preguntamos: ¿por qué este interés por la “risa”? ¿Cómo puede la risa estar al servicio del desempeño de una empresa? ¿Qué esencia podemos extraer de este fenómeno?

Las nuevas profesiones de la risa

Los negocios han surgido en torno a la risa: Líder certificado del club de la risa, risoterapia, gelotólogo experto, entrenador psicoterapeuta.

Estos títulos nos hacen pensar cuánto vivimos en una era que favorece la racionalidad de la experiencia y la competencia certificada. En otras palabras, para que una profesión o práctica se tome en serio, es importante usar denominaciones o títulos más ó menos pomposos.

Estas técnicas de desarrollo personal y bienestar se refinan cada vez más: sofrología lúdica, meditación de la risa, gelotología, yoga de la risa .

Recordemos que el punto de partida de estas técnicas es el Yoga de la Risa, método propuesto en 1995 por un médico general, el Dr. Kataria, que considera la risa como una forma de gimnasia cerebral con ejercicios para garantizar un estilo de vida saludable. Hay miles de clubes de la risa en más de 167 países de todo el mundo. ¿Cuál es la dinámica que ocurre allí? De hecho, se trata de ejercicios de autoestimulación que desencadenan la risa en un marco colectivo que favorece un intercambio lúdico. Así, cada vez más consultores y entrenadores apoyados en éstas técnicas las han traducido en servicios para el mundo de los negocios, en forma de seminarios de risas, cuya utilidad se evoca en dos niveles: individual y colectivo.

A nivel individual: risa “one to one” y manejo del estrés

En general, la realidad actual del mundo de los negocios se caracteriza por ciertas paradojas: se les pide a los trabajadores que participen activamente y les ofrezcan un estado precario; cooperar con colegas mientras se está en una postura competitiva; innovar respetando estrictamente los procedimientos. Además, las palabras clave son: productividad, reactividad, desafíos, estrés positivo. En este sentido, el discurso ambiental defiende los beneficios del estrés positivo. El estrés positivo sería traducido en colocar herramientas para crear desafíos y lograr eficiencia organizacional.

En éste punto en particular, los especialistas en control del estrés se preguntan: “¿Están los gerentes suficientemente capacitados para decidir un nivel de tolerancia al estrés para cada uno de sus empleados? E insisten en la noción de acumulación (el cuerpo está exhausto a mediano y largo plazo). Allí, en ése estado el individuo se vuelve ineficiente.

De hecho, el uso de beneficios en torno a la risa son parte de la gestión del estrés. Por citar, la medicina (neurólogos, psiquiatras) ha considerado durante mucho tiempo los beneficios de la risa en la salud. La risa es aprendida ( simulada ) como “valor terapéutico”. Digamos que hoy hay un amplio consenso sobre los beneficios de la risa en la salud a la luz de los resultados de las numerosas investigaciones en el campo de la medicina.

El Dr. Henri Rubinstein (2003), neurólogo, distingue tres ejes principales de las manifestaciones físicas de la risa: (1) el eje muscular ya que la risa hace trabajar todos los músculos desde los de la cara hasta la musculatura abdominal ( trabaja el diafragma ); (2) el eje respiratorio en la medida en que la risa lo promueve en el intercambio de aire residual; (3) y el eje neurohormonal donde las funciones involucradas están relacionadas con la percepción del dolor, la memoria y el aprendizaje.

En el nivel colectivo: risa y cohesión del equipo

La creación de equipos a través de Laughter Yoga facilita la cohesión del equipo que consiste en miembros necesariamente diferentes en una serie de puntos como, por ejemplo, personalidad, edad, entrenamiento previo, experiencia.

Colectivamente, la risa es un “contagio emocional positivo” que se considera una palanca para gestionar la diversidad.

Kangasharju y Nikko (2009) identifican cuatro funciones de risa en una reunión de trabajo:

(1) la creación de un clima de trabajo relajante, y la reducción de la tensión y la asimetría entre los miembros del equipo.

(2) confirmación de que los participantes comparten una comprensión común del problema.

(3) una reducción del estrés frente a tareas exigentes.

(4) la risa ayuda a evitar o evitar situaciones embarazosas cara a cara con el gerente.

El vínculo entre la risa y la cohesión del equipo plantea preguntas: ¿cuáles son los factores que determinan el éxito de estas sesiones de formación de equipos? ¿Hay alguna precaución que tomar? ¿Hasta qué punto los miembros del grupo estarían dispuestos a dejarlo ir?

Sí, la práctica regular de la risa en el lugar de trabajo reduce el estrés de los empleados y, por otro lado, crea una mejor dinámica colectiva, sólo podemos apoyar este tipo de iniciativas que pueden volverse reales. apalancamiento para el rendimiento.

A través de esta reflexión, el propósito de este breve artículo es solicitar la reacción de gerentes, líderes empresariales, gerentes en el campo de los recursos humanos: ¿qué opinan de este nuevo fenómeno? ¿Creen que esto es otra idea de las actividades de trabajo en equipo o más profundamente nos habla de una nueva postura gerencial? ¿Estaría a favor de usar estas prácticas? ¿Podemos imaginarnos algún día, en las empresas, la creación de un departamento “Humor Resource Management”?. Lo que sí es un hecho y existe ya en otros países y Europa es el nombramiento empresarial de Chief Happiness Officer (CHO), Happiness Consultant, Gerente de personas, ó especialista en felicidad ( líder o mentor de felicidad y técnicas de manejo de emociones a través de la meditación agregando valor a las personas y rentabilidad a un empleado feliz), y quién además se encarga directamente de la efectividad para gestionar y entrenar organizaciones emocionalmente inteligentes.¡ Tan bienvenido, como necesario!, ¿no lo creén?

¿Y si la gerencia perdonara sus recursos humanos por la risa, qué pasaría?.
Nos leémos en la próxima risa.

¡Abrazos conscientes!

Anabelle Martínez Arzola
Mind Coach
Facilitador Comunicación Asertiva PNL/Laughter Yoga/Educador Mindfulness
anabellaesmindfulness@outlook.com
Instagram @anabellemx

Referencias:
Bensebaa F. y Autissier D. (2011), El humor en las organizaciones: ventajas, límites y perspectivas, Comunicación en la conferencia de AIMS (Asociación Internacional de Gestión Estratégica).

Boisard-Castelluccia S. y Van Hoorebeke D. (2010), ¿manejando la diversidad de equipos a través del contagio emocional, en el corazón del desempeño grupal ?.

Kangasharju H. y Nikko T. (2009), Emociones en las organizaciones: risa conjunta en las reuniones en el lugar de trabajo, Journal of Business Communication, vol. 46, No. 1, enero, p. 100-119.
La risa para sanar, Robert Laffont.