Tercer noche de protestas en Países Bajos contra imposición de toque de queda por pandemia

71

Por tercera noche consecutiva, se han producido en varias ciudades de los Países Bajos, disturbios entre la policía y manifestantes que protestan por un riguroso toque de queda que se impuso para contener la pandemia.

En Rotterdam, las autoridades tuvieron que recurrir al uso de chorros de agua y gases lacrimógenos para dispersar a centenares de personas congregadas en las calles y también se produjeron algunos saqueos.

Hubo incendios en las calles de La Haya, donde policías intentaron dispersar a grupos de personas que les lanzaban piedras y fuegos artificiales, informó la BBC.

Las manifestaciones tuvieron lugar además en Ámsterdam, Amersfoort y Geleen.

Los disturbios iniciaron cuando el gobierno aplicó las restricciones más duras desde el inicio de la pandemia, que incluyen un toque de queda desde las 9 de la noche hasta las 4:30 de la mañana. Mientras que los bares y restaurantes del país no abren desde octubre y las escuelas y los comercios no esenciales fueron cerrados en diciembre.

Es la primera vez que una medida de este tipo entre en vigor en los Países Bajos desde la Segunda Guerra Mundial.

En total, más de 250 personas han sido detenidas en todo el país.

La policía ha calificado estos hechos violentos como los peores en cuatro décadas; por su parte, el primer ministro, Mark Rutte, condenó unos sucesos que calificó como “violencia criminal”.