Trillizos traficaban armas y no podían ser condenados por tener el mismo ADN

Redacción.- Tres hermanos británicos Reiss, Ralston y Ricky Gabriel, de 28 años, fueron condenados por tratar de suministrar una pistola y una ametralladora Uzi a un delincuente en 2017, según informó la Policía Metropolitana de Londres.

El problema fue cuando la investigación se vio entorpecida por el hecho de que los tres son gemelos idénticos, por lo que las muestras de ADN encontradas en las armas no podían señalar quién de ellos era responsable de la actividad criminal.

No obstante, al recurrir a otras evidencias, como la vigilancia de sus teléfonos celulares, los agentes lograron demostrar la culpabilidad de todos ellos.

“El trío trató de explotar sus ADN y apariencia idénticos para tratar de evadir las consecuencias de sus acciones, pero el arduo trabajo del equipo de investigación lo evitó a toda costa”, comentó el detective inspector jefe, Driss Hayoukane.

“Los tres estuvieron involucrados en un acuerdo para obtener y entregar armas a un criminal extremadamente peligroso”

Como resultado, Ralston y Ricky fueron condenados a 14 años de prisión. Por su parte, Reiss, acusado de otros tres cargos de posesión de armas y drogas, recibió una pena de 18 años.