Turista muere a manos de aborígenes en Sentinel del Norte

427

Agencias.- Un ciudadano estadounidense que hacía turismo en el archipiélago indio de Andaman y Nicobar, fue asesinado el pasado viernes por un grupo de aborígenes de Sentinel del Norte, territorio que pertenece a este grupo de islas en el océano Índico y cercanas a Birmania, aunque son administradas por India.

Sentinel del Norte, a la que India prohíbe su visita y que se encuentra a 50 kilómetros de Port Blair, es hogar de estos aborígenes que mataron al turista americano, identificado como John Allen Chau, después de que este fuera llevado de manera ilegal por pescadores hasta la cercanía de sus playas. El último tramo hasta la arena lo realizó en una canoa. La tribu que habita este territorio, el último preneolítico del mundo, vio venir al hombre y presumiblemente lo mataron a flechazos.

Una fuente policial aseguró que los pescadores, ahora detenidos, vieron el cadáver al día siguiente, aunque no pudieron rescatarlo. No sería la primera vez que algo así sucede. En 2006, dos pescadores cuyo barco naufragó junto a la isla fueron asesinados y sus cuerpos nunca fueron recuperados.

La policía ahora investiga por qué el hombre se aventuró a un viaje tan peligroso. Una fuente policial aseguró que Chau era un predicador que había visitado en otras ocasiones las islas de Andaman y Nicobar, y que al parecer tenía un fuerte deseo de encontrarse con los habitantes de Sentinel del Norte y rezar allí con ellos.

Algunos medios locales, detallan que Chau habría viajado con la intención de “llevar el cristianismo” a la isla.

La familia del hombre norteamericano no ha hecho declaraciones por el momento.

La organización Survival International, que defiende los derechos de las tribus aborígenes del mundo, ha lamentado la muerte de Chau, al tiempo que ha criticado a India por no proteger adecuadamente a la isla, “por la seguridad tanto de la tribu como de los extraños”.