Acusan a indocumentado de dos asesinatos a sangre fría en Texas

244

Redacción.- Jilson Duban Avelar-Rodríguez de 20 años fue detenido en Texas acusado del asesinato a sangre fría a balazos de dos jóvenes estadounidenses.

El joven ya duerme desde el pasado fin de semana en la Cárcel del Condado de Bexar en San Antonio y enfrenta dos cargos de homicidio capital.

En Texas ese es un delito que sólo se castiga con la pena de muerte a quien se le declare culpable.

Avelar-Rodríguez de nacionalidad hondureña se encuentra en el país estadounidense como indocumentado lo que complica su situación.

El crimen que se le imputa ocurrió a las 6:30 de la mañana del domingo 30 de septiembre, según detallan los documentos del caso, fueron encontrados en su departamento dos personas muertas a balazos.

Habría sido un vecino quien encontró uno de los cuerpos tendido en el piso del balcón del departamento y llamó a las autoridades. El otro cuerpo, según se supo después, estaba en la cama.

La División de Homicidios del Departamento de Policía de San Antonio arribó al complejo de viviendas Sonoma Canyon Apartment, en el 8631 Fairhaven Street del noroeste de la ciudad, e identificó a los hoy occisos como la pareja de novios conformada por Nicholas Milanovich, de 23 años, y Julia Wright, de 21 años.

En su investigación los agentes determinaron que durante algún punto de la noche alguien había entrado al departamento desde el balcón ya que la puerta tal vez estaba abierta y al encontrar a la pareja en la cama les disparó a corta distancia. El intruso había salido por el mismo balcón.

Además en algún momento la mujer ya herida se despertó y trató de escapar por el balcón pero al intentar salir perdió el conocimiento y su cuerpo cayó tendido hacia afuera de la vivienda y boca abajo muriendo en una lenta agonía.

La casa había sido saqueada pues los cajones estaban abiertos y faltaban varias pertenencias de los moradores. La familia y amigos de la víctima les ayudaron a las autoridades a hacer un inventario de lo que creían que faltaba.

Durante las pesquisas recibieron una información en noviembre del 2018 por parte de un informante quien les reveló que el presunto asesino a sangre fría podría ser un ladrón hispano qye ya que andaba vendiendo objetos robados.

Su informante les dijo que no conocía el nombre del ladrón pero sí a una muchacha con la que andaba y con la que a veces se quedaba a dormir.