Agentes de la Patrulla Fronteriza arrestaron a cuatro delincuentes sexuales

76


Ricardo Bueno / Del Rio, Texas – Agentes de la Patrulla Fronteriza de los EE. UU. asignados al sector de Del Rio arrestaron a cuatro delincuentes sexuales convictos en eventos separados poco después de ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, en los últimos días.


El nueve de junio, aproximadamente a las 12:07 a. m., los agentes de la estación de Brackettville se encontraron con seis migrantes que caminaban entre la maleza, tratando de evitar ser detectados.

Los agentes los transportaron a la estación de Brackettville para su posterior procesamiento.

Las verificaciones de registros revelaron que un ciudadano mexicano, Venustiano Pérez-Martínez, de 38 años, fue condenado previamente por violación en primer grado en Oklahoma, en 2009, y sentenciado a cinco años de prisión.


Ese mismo día, aproximadamente a las 09:00 a. m., los agentes de Comstock Station respondieron para ayudar con la parada de un vehículo. La asistencia resultó en la detención de siete migrantes. Durante el procesamiento se reveló que José Manuel Carrasco-Soria, de 33 años, fue condenado por abuso sexual de menores en Oklahoma, en 2010, y posteriormente fue sentenciado a seis años de prisión.


Más tarde esa noche, alrededor de las 20:16 p. m., los agentes asignados a la estación Eagle Pass detuvieron a 13 migrantes que intentaban evitar ser detectado, el grupo fue transportado al Centro Central de Procesamiento de Eagle Pass, donde se descubrió a través de verificaciones de registros que un sujeto, Gerson García, de 44 años, ciudadano hondureño, fue condenado previamente por violación en primer grado en Nueva York, en 2002, y fue sentenciado a 42 meses de prisión.


El 11 de junio, aproximadamente a la 01:00 a. m., los agentes de la Estación Uvalde se encontraron con cuatro migrantes que caminaban entre la maleza, tratando de evitar ser detectados. Los agentes los transportaron a la planta de procesamiento de Eagle Pass.

Las verificaciones de registros revelaron que un sujeto, un ciudadano salvadoreño, Nectanael Pineda-Garcia, de 50 años, fue condenado previamente por dos cargos de penetración sexual forzada en Virginia, en 2013, y fue sentenciado a 20 años de prisión.


Los cuatro sujetos habían sido deportados previamente. Como delincuentes condenados con expulsiones anteriores, enfrentan un cargo de reingreso después de la deportación, que conlleva una sentencia máxima de hasta 20 años de prisión.