Atlanta derrota a Houston y es campeón de la Serie Mundial

97

Redacción.- Los Bravos de Atlanta alcanzaron la gloria en el beisbol de las Grandes Ligas al coronarse campeones de la Serie Mundial tras vencer 7-0 a los Astros de Houston.

Tras una larga sequía de 26 años, la novena de Atlanta por fin volvió a hacerse con los máximos honores y conquistó la cuarta corona en su historia (1914, 1957, 1995 y 2021).

Gracias a tres cuadrangulares de su ofensiva, los Bravos aniquilaron cualquier posibilidad de un séptimo juego y pusieron punto final al Clásico de Otoño en el Minute Maid Park.

Aunado a ello, el joven abridor Max Fried lució ‘intratable’ en la lomita al blanquear a los siderales durante seis entradas completas, en las cuales toleró solo cuatro hits y recetó seis ponches para apuntarse la victoria.

Pese a no poder coronarse ante su gente, los Bravos arribaron a Houston con la esperanza de acabar con la Serie Mundial este martes y evitar un despertar de los locales para obligar a un último encuentro.

Para tratar de frenar a los Bravos, Dusty Baker mandó a Luis García al centro del diamante, sin embargo, la ofensiva visitante apaleó al lanzador diestro gracias a un cuadrangular de tres carreras de Jorge Soler para irse al frente en la pizarra.

Tras reventar a García, los Bravos sacudieron a Christian Javier con otro jonrón de dos carreras de Dansby Swanson en la parte alta del quinto rollo.

Ya con el marcador 5-0, Freddie Freeman conectó doble para mandar a Jorge Soler al plato y poner una rayita más en el score, al tiempo que Max Fried maniataba a la ofensiva de los Astros.

Con un Minute Maid Park ya rendido y sin motivación, Freeman conectó cuadrangular solitario para poner el último clavo en el ataúd de los siderales y colocar el 7-0 definitivo.

Adiós a una larga sequía

Con esta victoria se pone fin a una larga sequía de títulos por parte de los Bravos, quienes no levantaban un campeonato desde 1995, cuando derrotaron a los Indios de Cleveland.

Pese a perder a su mejor hombre a mitad de temporada, cómo Ronald Acuña Jr., la novena de Atlanta no era amplia favorita a ser campeón del Este de la Liga Nacional, y demostraron lo contrario.

Tras obtener el banderín de su división, los Bravos nunca bajaron los brazos y vencieron a los Cerveceros de Milwaukee en la ronda divisional para después eliminar a los campeones Dodgers de Los Ángeles en la Serie de Campeonato y ahora dieron cuenta de los favoritos Astros.