Confinan vecindario en la ciudad de Guangzhou en China por contagios COVID

222

Guangzhou en el sur de China confinó un sector de la ciudad y le ordenó a sus habitantes permanecer en casa para que se les apliquen pruebas de COVID-19 ante un incremento en los contagios, algo que preocupa a las autoridades.

La propagación se dio de manera “rápida y fuerte”, informaron las autoridades de salud, segúncitó el periódico oficial Global Times.

La orden de este sábado para permanecer en casa es aplicable a los residentes de cinco calles en el distrito Liwan en el centro de la ciudad; se prohibió comer en restaurantes y se ordenó suspender las clases presenciales en las escuelas primarias, además los mercados al aire libre, las guarderías infantiles y los sitios de entretenimiento estaban cerrados. 

Guangzhou, un centro empresarial e industrial con 15 millones de habitantes al norte de Hong kong, ha reportado 20 nuevos contagios en la última semana. La cifra es pequeña si se compara con los miles de casos diarios registrados en la India, pero es motivo de preocupación para las autoridades, que creían tener la enfermedad bajo control.

Se cree que la mayoría de las últimas infecciones en Guangzhou están vinculadas a una mujer de 75 años que el 21 de mayo se detectó que tenía la variante identificada por primera vez en la India; la mayor parte de los otros contagiados acudieron a una cena con ella o viven juntos.

China reporta un puñado de nuevos casos cada día, pero dice que se cree que casi todos son de personas que se infectaron en el extranjero.