Misioneros secuestrados en Haití están en manos de una de las bandas más brutales

334

Un grupo de 17 misioneros estadounidenses y sus familiares, niños entre ellos, fueron secuestrados este fin de semana por un comando armado en Puerto Príncipe, capital de Haití.

Se trata de cinco hombres, siete mujeres y cinco menores, que fueron tomados cautivas de un autobús en el que se transportaban después de una visita a un orfanato; todos ellos miembros de la asociación de misioneros Christian Aid Ministries, con sede en el estado de Ohio.

Detrás del secuestro estaría la pandilla 400 Mawozo, señalada como la culpable de la privación de la libertad de un religioso católico en abril, además dos franceses, que fueron liberados a finales de ese mes en un caso que precipitó la dimisión del entonces primer ministro haitiano, Joseph Jouthe.

Se dice que es una de las bandas más peligrosas de Haití.

Aunque no se conocen más detalles, funcionarios del gobierno de EEUU señalaron que habían recibido los reportes del secuestro.

Los secuestros se han vuelto habituales en Haití desde inicios de 2020, se producen de forma indiscriminada y afectan a personas de cualquier índole social, ya que se han convertido en una fuente de financiación de las bandas armadas que controlan numerosas barriadas de Puerto Príncipe y otras zonas del país.