Suspenden ejecución de un preso que quería estar acompañado de un pastor

341

La Corte Suprema de EEUU otorgó un indulto temporal de última hora a un recluso de origen hispano condenado a muerte en Texas, para poder estudiar la solicitud que éste hizo de estar acompañado por su pastor al momento de la muerte.

Según manifestó el condenado, quiere que el religioso esté a su lago rezando y con las manos sobre él en el momento de recibir la inyección letal.

John Henry Ramírez iba a ser ejecutado, pero se le concedió una especie de prórroga; la máxima corte estadounidense ordenó programar una audiencia con argumentos orales sobre el tema para octubre o noviembre de este año.

Fue sentenciado a muerte por el asesinato de Pablo Castro durante un asalto a una tienda de 24 horas en 2004, y había presentado una solicitud de emergencia ante el Tribunal Supremo para que el reverendo Dana Moore pudiera rezar durante la ejecución.

Sus dos cómplices, Christina Chávez y Ángela Rodríguez, fueron detenidas en las horas siguientes al asalto, pero Ramírez logró huir, aunque finalmente fue arrestado en Brownsville en febrero de 2008.

En su petición al alto tribunal, Ramírez había alegado que desde 2016 recibía consejo espiritual de Moore, pastor de la Segunda Iglesia Bautista en Corpus Christi, ciudad natal del asesino convicto.