10 elementos que no pueden faltar en un Altar de Muertos

893

Redacción.- El altar de muertos forma parte de una de las tradiciones culturales más importantes en México y su finalidad es honrar y conmemorar la memoria de los difuntos el Día de Muertos, entre los días 1 y 2 de noviembre, momento en que las almas visitan el mundo de los vivos.

Simbolismo importante pues refleja la esperanza de pensar que la muerte no es definitiva porque puedes reencontrarte con tus seres queridos un día al año.

Los altares y las ofrendas colocadas forman parte de la demostración de afecto que las personas sienten por sus seres queridos difuntos.

Los altares tienen diferentes niveles, que pueden variar de dos hasta siete niveles con el fin de representar lo celestial, el mundo terrenal y el inframundo.

Pero hay 10 elementos que no pueden faltar en la ofrenda:

Arco de flores

El arco representa la puerta de entrada de los muertos al mundo de los vivos, por eso es tan importante y se coloca en el último nivel del altar. Se caracteriza por estar decorada con flores de cempasúchil, en color amarillo ya que este evoca al sol en la tradición azteca, y porque se cree que su aroma guía a los muertos hasta la entrada del mundo de los vivos.

Papel picado

El uso del papel consiste en pintar o cortar las siluetas de calaveras, lápidas, palabras relacionadas con el Día de Muertos, entre otros. Los colores más empleados son el amarillo o naranja y el morado.

Generalmente estos papeles se unen a través de un hilo con el fin de formar una guirnalda que se cuelga o se coloca en diversas partes del altar.

Velas

Las velas, veladoras, cirios o antorchas se emplean para representar el fuego. Se colocan en forma de cruz para los cristianos o apuntando los cuatro puntos cardinales según la tradición prehispánica.

Esto con el fin de que los difuntos tengan iluminación y puedan reconocer el camino hasta el mundo de los vivos.

Agua

En los altares se acostumbra a colocar un vaso o una jarra con agua con el fin de que el difunto pueda saciar su sed después del viaje hasta el mundo de los vivos.

Alimentos

Los alimentos y el aserrín se colocan para representar la tierra. Se acostumbra a colocar semillas, frutos, especias, cacao, el pan de muerto, calaveras hechas de azúcar y aquellos alimentos y bebidas que les gustaban a los difuntos.

Calaveras

Las calaveras o calaveritas y los esqueletos son imágenes que nos recuerdan que la muerte forma parte de la vida y lo importante de su aceptación.

Las calaveras colocadas pueden estar elaboradas a base de yeso o de materiales comestibles como azúcar, chocolate, gelatina y amaranto.

Es una manera de ver la muerte como algo dulce y no extraño o ajeno a la vida.

Incienso

Antiguamente, se empleaba el copal, pero en la actualidad se hace uso del incienso, el cual sirve para purificar el espacio y su agradable olor debe atraer a los difuntos hasta el altar para que reciban sus ofrendas

Sal

Es un símbolo para la purificación del alma de todas aquellas personas o niños que fallecieron sin haber sido bautizados, así como para evitar la llegada de espíritus malignos. La sal se coloca en vasos o en forma de cruz.

Objetos religiosos

La festividad del Día de Muertos hoy día es el resultado de la mezcla de tradiciones prehispánicas y católicas, por eso, en los altares acostumbran a colocar objetos y figuras católicas como rosarios, imágenes de santos, vírgenes, ángeles, cruces o crucifijos.

Otros elementos

También se acostumbra colocar en los altares todos aquellos objetoaltar que acostumbraba a usar el difunto o que más le gustaban. Entre estos pueden estar las prendas de vestir, juegos y demás objetos personales y por supuesto retratos.