Brasil declara emergencia de salud en la reserva indígena Yanomami

52

El Gobierno brasileño declaró estado de emergencia sanitaria en la reserva indígena Yanomami, la más grande del país, ante la falta de atención médica a su población que sufre casos de desnutrición infantil y malaria.

La declaración sanitaria la firmó la ministra de Salud, Nísia Trindade, quien montará un centro de operaciones de emergencias en salud pública para planear, organizar, coordinar y controlar las medidas que se tomen para resolver la situación.

Por su parte el presidente Lula Da Silva, visitará la región el sábado para conocer el estado de los niños, además creó un comité nacional de coordinación para combatir la desasistencia a la comunidad, según se publicó en una edición extra del Diario Oficial.

La reserva indígena Yanomami es un vasto territorio de casi 10 millones de hectáreas y donde viven actualmente más de 30.400 personas, según datos oficiales.

En la década del noventa, los yanomami perdieron una quinta parte de su población por culpa de enfermedades importadas por mineros informales, cuyo trabajo intentó legalizar Bolsonaro, defensor de la explotación de los recursos naturales de la Amazonía.

Lula ha prometido que durante su mandato, hasta el 4 de enero de 2027, protegerá a los pueblos indígenas y acabará con la destrucción en la selva amazónica.