Comienza proyecto piloto de renta básica en Alemania: 1.200 euros al mes por no hacer nada

305

Redacción.- Más de dos millones de personas se postularon para participar en el estudio sobre renta básica y, finalmente, solo 122 fueron seleccionadas. A partir del 1 de junio de 2021 reciben 1.200 euros mensuales durante tres años. Esto forma parte de un proyecto piloto que tiene como objetivo investigar el efecto de la Renta Básica Incondicional (RBI).

Los participantes no tuvieron que mostrar ningún documento y pueden trabajar en el futuro como deseen. En el sitio web se puede leer que los afortunados no tienen ningún tipo de obligación con los donantes, solo deben “completar siete cuestionarios en línea durante los tres años que dura el estudio”.

Otras 1.380 personas también rellenarán cuestionarios cada seis meses, pero no recibirán ingresos básicos, sino una asignación por gastos. Fueron elegidas al azar.

El dinero proviene de alrededor de 150.000 donantes privados. Los participantes no tienen que declarar impuestos por los 43.200 euros que recibirá durante los tres años. En total se donarán 5,2 millones de euros, finaciados por una asociación sin fines de lucro en Berlín.

¿Sueño poco real?

Los impulsores de “Mi Renta Básica”, como se llama dicha asociación, están convencidos de que entregar dinero a todos los ciudadanos sin condiciones solucionaría muchos de los problemas de la vida actual. Por ejemplo, la gente no sentiría presión por tener que ganar suficiente dinero para sobrevivir. Las personas serían más libres, más creativas y en general más felices.

También se investigará si esta utopía sobreviviría en la vida cotidiana: “Analizamos lo que hace la gente cuando tiene seguridad material durante tres años”, dice el director del estudio, Jürgen Schupp, del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW). “¿Gastan el dinero o lo ahorran como reserva financiera? ¿Dejan de trabajar o trabajan menos? ¿Se vuelven más sociales y donan más?”, se pregunta.

Todo esto se puede determinar en este gran experimento, explica Schupp en el podcast empresarial en alemán de DW “Gente y Mercado”. Incluso se pueden comprobar los cambios en el nivel de estrés, utilizando muestras de cabello de algunas personas. Quizás tengan menos presión gracias al ingreso básico.

Los defensores, por otro lado, lo ven como una solución a los problemas actuales y futuros: por ejemplo, la crianza, la ayuda en el vecindario y el cuidado de personas. También sostienen que se actualizarían y se desarrollarían modelos para un futuro en el que los clásicos puestos de trabajo escasearían debido a la creciente digitalización y automatización.

Además, hay otras preguntas que el proyecto no puede responder: ¿cómo evolucionarían los precios si todos recibieran un ingreso básico? ¿Las personas enfermas o realmente necesitadas tendrían menos dinero disponible del que tienen ahora? ¿Habría que subir los impuestos para financiar el ingreso básico?

“Nuestro estudio no resolverá de ninguna manera todas las cuestiones relativas al ingreso básico”, admite Jürgen Schupp, pero espera con ansias las respuestas a su pregunta clave: “¿Qué hace el dinero con las personas?”