EEUU y Reino Unido ordenaron la salida de su personal diplomático en Ucrania, ante temor de invasión rusa

200

Washington anunció la repatriación de las familias de sus diplomáticos en Kiev, Ucrania ante el riesgo de que Rusia invada el país, recomendando que salgan lo antes posible.

Además, el Departamento de Estado accedió a la petición de su embajada, formulada el sábado, de repatriar a todo el personal no esencial.

La decisión se produce luego de que el secretario de Estado, Tony Blinken, declarara que “la entrada de un solo soldado ruso” en Ucrania “de manera agresiva” provocaría una respuesta inmediata, severa y unificada, de Estados Unidos y de Europa”.

Rusia ya ocupa el 7% del territorio ucraniano desde hace casi ocho años, como represalia por el derrocamiento del Gobierno prorruso en Kiev.

La Casa Blanca estudia el envío de entre 1.000 y 5.000 soldados del Ejército de Tierra a los Países Bálticos y a Europa Oriental.

Haciendo segunda al país norteamericano, Reino Unido anunció este lunes la retirada de parte del personal de su embajada en Kiev, en respuesta a la “creciente amenaza” de Rusia indicó el Ministerio de Exteriores.

Por su parte, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, declaró que el bloque no retirará a su personal en Ucrania, y aboga por no “dramatizar”.

Vladimir Putin ha concentrado más de 100.000 soldados en las fronteras de Ucrania, tanto en la propia Rusia como en Bielorrusia, un país que en la práctica es una colonia de Moscú.

Una flotilla rusa de barcos para operaciones anfibias se está dirigiendo desde el Báltico al Mar Negro, en lo que podría ser parte e un plan para abrir otro frente desde Crimea, otra parte del territorio ucraniano que Rusia se anexionó en 2014.