Frida Sofía le responde a Alejandra Guzmán: Conmigo se rompe la cadena del silencio.

232

Redacción.- Vaya que la polémica sigue rodeando a Frida Sofía, pues a unas horas de que su mamá, Alejandra Guzmán, emitiera un comunicado en el que le pide buscar ayudar para arreglar sus problemas, es la influencer quien le responde.  

El día de ayer la rockera publico un video en sus redes sociales en donde invita a su hija a ir con un terapeuta que las pueda ayudar a limar las asperezas, inclusó señaló que las acusaciones fueron infundadas.  Lo que desató las críticas, y al parecer la furia de la influencer, fue que la cantante declaró:  ”Pongo las manos al fuego por mi padre, que me ha dado y enseñado a trabajar y es un ejemplo para mi, es un gran hombre”.  

Frida Sofia utilizó el mismo medio para responderle a Alejandra Guzmán, y detalló que con ella se rompe la ‘cadena del silencio’ sobre quién es Enrique Guzmán.  ”Mamá, vi tu comunicado y lo único que puedo decir es que me entristece que sigas con la farsa y decir eso de mi abuelo, cuando sabes perfecto quién es el”, así inicia el comunicado.  

Continúa señalando que su mamá sabe que el cantante violaba y golpeaba a Silvia Pinal, y que incluso a la Guzmán le tiró los dientes y sufrió abusos en todos los sentidos’ por parte de él.  ”Conmigo se rompe la cadena de silencio, la negación de abuso, el esconder lo que no se puede esconder, No puedes tapar el sol con un dedo. ‘

‘La verdad nos hará libres”. Yo me quiero sana y espero que tú también lo quieras hacer en un futuro no muy lejano, para que logres estar bien y con la mente clara”, declaró.  

El texto publicado en las redes sociales de Frida Sofia, señala que tras las declaraciones emitidas en torno al abuso que sufrió a manos de su abuelo, Enrique Guzmán, se siente libre de por fin expresarlo, y espera que su mamá pueda un día hablar de sus abusadores: ”por eso sigues en la negación de quién es tu papá, lo respeto.

Cada quien tiene sus tiempos”, mencionó.  Finalmente la influencer envió un mensaje a familiares que culpan a las víctimas de ‘problemas mentales’ y motivó a las mujeres a no quedarse calladas ante la injusticia.