Protestas se extienden por toda China ante la estrategia “cero COVID”

120

Desde Shanghai hasta Beijing han estallado protestas contra el gobernante Partido Comunista, causada por la ira por la política cada vez más costosa de “cero COVID” del país.

Entre los miles de manifestantes, incluso han pedido la destitución del líder chino Xi Jinping, quien durante casi tres años ha supervisado una estrategia de pruebas masivas, confinamientos mantenidos con la fuerza bruta, cuarentena forzada y seguimiento digital que ha tenido un costo humano y económico devastador.

No hay datos oficiales sobre cuánta gente fue detenida luego de que la policía empleara gas lacrimógeno contra los manifestantes en Shanghái y tuviera problemas para contener las protestas en otras ciudades, como la capital.

Las protestas fueron causadas por un incendio mortal el jueves pasado en Urumqi, la capital de la región occidental de Xinjiang.

En el incendio en un edificio de apartamentos murieron al menos 10 personas y nueve más resultaron heridas, lo que disparó la furia pública después de que videos del incidente parecieran mostrar que las medidas de confinamiento habían retrasado la llegada de los bomberos hasta las víctimas.

Las políticas de cero covid de China se han sentido de manera particularmente aguda en Shanghái, donde un confinamiento de dos meses a principios de este año dejó a muchos sin acceso a alimentos, atención médica u otros suministros básicos, sembrando un profundo resentimiento público.

Para el domingo por la noche, las manifestaciones masivas se habían extendido a Beijing, Chengdu, Guangzhou y Wuhan, donde miles de residentes pidieron no solo el fin de las restricciones de covid, sino de forma más notable, libertades políticas.