Hombre queda postrado luego de ir a que le “tronaran” los huesos en un baño de vapor

246

Un hombre identificado como Jerónimo Rodolfo Ramírez León de 43 años, quedó postrado en una cama del Hospital General del Norte en la ciudad de Puebla, luego de haber acudido a darse un masaje a un negocio de baños de vapor.

El afectado acudió al lugar conocido como baños de vapor de Villa Frontera el pasado 23 de noviembre, ubicado en la calle 5 Norte esquina con avenida Mexicali, cerca de la autopista México-Puebla. En el lugar pidió un masaje relajante y que lo tronaran del cuello, pero de inmediato empezó a sentirse mal, se desvaneció y perdió el conocimiento.

Los encargados trataron de atenderlo pero al ver que no reaccionaban llamaron a una ambulancia; fue trasladado al Hospital de Traumatología y Ortopedia del sector Salud, donde le hicieron estudios y le dijeron que solo tenía inflamado el cuello por lo que lo dieron de alta ese mismo día, recetándole solo medicamentos para desinflamar.

Sin embargo mas tarde las cosas empeoraron, ya que su cuerpo comenzó a paralizarse y tuvo que ser llevado de emergencia a un hospital.

Actualmente se encuentra con parálisis, postrado y a la espera de resultados de una tomografía para saber si tiene algún daño cerebral.

Familiares han acudido ante la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) para interponer la denuncia correspondiente en contra de los responsables, ya que no quieren hacerse cargo e incluso argumentaron que el bañero que “tronó” a Jerónimo era nuevo y por lo tanto no tienen su nombre, dirección ni forma de contactarlo.

Jerónimo es el sostén de su madre y sus dos hijas menores de edad, una de ellas de 15 años que padece de sus facultades.