Talibanes decapitan a la capitana del equipo de voleibol en Afganistán

373

El terror reina en Afganistán tras la llegada al poder del régimen talibán, muestra de ello es lo acontecido con la joven jugadora de la selección juvenil de vóley de ese país Mahjabin Hakimi, quien según informó el medio Persian Independent fue decapitada por los talibanes en Kabul.

La muerte de la deportista ocurrió a inicios de octubre, pero la familia no hizo difusión por temor a represalias.

Quien dio a conocer la historia fue su entrenadora, que por razones de seguridad utilizó un nombre falso Suraya Afzali.

“Todas las jugadoras del equipo de voleibol y el resto de las mujeres atletas están en una mala situación, desesperadas y asustadas. Todas se han visto obligadas a huir y vivir en lugares desconocidos”

Se sabe que dos atletas juveniles del mismo deporte lograron huir del país, mientras que el resto se encuentra escondido, a la espera de ayuda por parte de organizaciones internacionales para poder cruzar la frontera.

Mahjabin Hakimi, además de defender la bandera nacional, también se desempeñaba en un equipo municipal de la capital afgana.

Al volver los talibanes al poder, decretaron que las mujeres no podrán realizar deportes que “expongan sus cuerpos”

El asesinato de esta deportista fue repudiado por la Federación de Vóley de Italia.

En agosto pasado la ex capitana de la selección nacional de fútbol, Khalida Popal, había estado al frente de una arriesgada misión para evacuar de Afganistán a 75 deportistas que corrían riesgo ante la llegada de los talibanes al poder.

El sindicato de jugadores profesionales de fútbol, FIFPro, comunicó por entonces: “Agradecemos al gobierno australiano la evacuación de un gran número de futbolistas y atletas de Afganistán. Estas jóvenes, tanto como deportistas como activistas, han estado en una posición de peligro y, en nombre de sus pares de todo el mundo, agradecemos a la comunidad internacional por acudir en su ayuda”