No son los videojuegos, es el ambiente de violencia: experta

112

Agencias.- “Los videojuegos no son un factor determinante para que un niño pueda cometer violencia” explicó Dalila Valenzuela, egresada de la carrera en Sicología Clínica de la Universidad Autónoma de Baja California, que cuenta con Maestría en Educación y Diplomado en Tanatología.

La profesionista emitió su opinión luego de la declaración del gobernador, Miguel Ángel Riquelme, quien dijo que un videojuego influenció a un niño de 11 años a perpetrar un tiroteo en el Colegio Cervantes de Torreón, que dejó un saldo de dos personas muertas y seis heridos.

“Los videojuegos, sin duda, influyen en el comportamiento de los niños, pero ¿quién es el responsable de proveérselos? son los padres, porque estamos hablando de un menor de edad que cometió el hecho y todavía no tiene los suficientes elementos para razonar de forma efectiva”, dijo Dalila Valenzuela.

“Este niño lo único que nos indica es que sufría mucho abandono emocional. Él se suicidó y para que hiciera una cosa como esa, tiene que haber dejado antes muchas señales, ya que si los padres o maestros no detectaron la depresión o un problema mental que haya podido tener, o una situación escolar”

“En la escuela hay que poner mucha atención en los niños extremadamente callados o extremadamente perfectos, porque también hay un problema ahí”, comentó.

También dijo que, probablemente, la maestra que murió en el tiroteo, se convirtiera en la figura proyectiva de algún trauma que haya sufrido el menor de edad, razón por la cual la asesinó.

Dalila destacó la importancia de dar atención a los hijos y estar atentos a cualquier mínimo cambio en su comportamiento y rutina, ya que recordó que la nueva generación crece en una sociedad muy diferente a la que lo hicieron ellos, pues ahora la violencia está más despierta en las calles, por lo tanto, se enfrentan a más problemas.

Hay que estar atentos a su nuestros hijos se encierran mucho en sus cuartos, si cambian de amistades, si usan mucho el celular o cambian abruptamente su comportamiento