Papa Francisco endurece sanciones penales por abuso sexual en la Iglesia

121

El papa Francisco emitió la revisión más radical de la legislación de la Iglesia católica en cuatro décadas, endureciendo las regulaciones para los clérigos que abusan de menores y adultos vulnerables o cometen fraude.

Esta revisión involucra toda la sección 6 del Código de Derecho Canónico de la Iglesia, un código de siete libros con aproximadamente mil 750 artículos.

Recordó a los obispos que son responsables de seguir la ley y que uno de los objetivos de las revisiones es “reducir el número de casos en los que la imposición de una pena se deja a la discreción de las autoridades”.

La nueva sección, que incluye alrededor de 80 artículos relacionados con el crimen y el castigo, incorpora algunos cambios hechos a la ley de la Iglesia desde 1983 por los papas e introduce nuevas categorías.

El abuso sexual de menores se incluyó en una nueva sección titulada “Delitos contra la vida humana, la dignidad y la libertad”, en lugar de los anteriormente imprecisos “Delitos contra obligaciones especiales”.

La ley reconoce que los adultos también pueden ser víctimas de sacerdotes que abusan de su autoridad, y dicen que los legos que ejercen labores eclesiásticas pueden ser castigados por abusar de menores o adultos.

Es la primera vez que el derecho canónico reconoce oficialmente como criminal el método utilizado por agresores sexuales para entablar relaciones con sus víctimas, con regalos y otras distinciones, para luego explotarles sexualmente.

Además retira buena parte de la capacidad de discreción que permitía a obispos y jerarcas ignorar o encubrir los abusos, y deja claro que pueden afrontar responsabilidades por omisiones y negligencia a la hora de investigar.