Que cierren esa base del demonio: madre de la soldado Vanessa Guillén

92

La familia de Vanessa Guillén llegó esta mañana a Washington D.C. para reunirse en privado en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump, a quien le exigirán una ley que proteja a las víctimas de acoso sexual en el Ejército.

La madre de la joven dijo que además pedirán el cierre de la base militar ubicada en Fort Hood, en Texas.

“Mi hija murió siendo inocente en esa maldita base. Ésa no es una base, es un cementerio, no merece estar abierta; secuestran, violan y asesinan”

La familia busca que los legisladores aprueben una ley que proteja a las víctimas de acoso sexual en el Ejército.

Según comentó la hermana menor de Vanessa, algunos soldados se le han acercado reconociendo que tienen miedo. “Tienen miedo de hablar fuera de la base, imagínense reportar un caso de abuso sexual”.

La abogada de la familia, Natalie Khawam, dijo que no dejarán que esto se desvanezca; los soldados tienen que tener los mismos derechos, que lleven un uniforme no significa que no merecen los mismos derechos que los demás.

El ejército dio a conocer los expertos que realizarán una investigación independiente, liderada por por 5 civiles altamente calificados informó el secretario del Ejército, Ryan D. McCarthy.

El objetivo de las indagaciones es determinar si el clima y la cultura del comando en la base “refleja los valores del Ejército, incluidos el respeto, la inclusión y los lugares de trabajo libres de acoso sexual, y un compromiso con la diversidad”.

La muerte de la soldado está siendo investigada por el FBI. Hasta ahora, una mujer es la única detenida. Se trata de Cecily Ann Aguilar, de 22 años, y expareja del sospechoso principal por este crimen. Está acusada como cómplice por manipulación de evidencia.