Relatos de cuatro gimnastas abusadas por Larry Nassar, ESTREMECEN al Senado de EEUU

167

Este miércoles rindieron declaraciones ante el Senado de Estados Unidos, las gimnastas Simone Biles, Aly Raisman, Maggie Nichols y McKayla Maroney sobre las atrocidades que vivieron con el antiguo médico del equipo nacional de gimnasia, Larry Nassar y detalles de la investigación deficiente del FBI.

Fueron cuatro, de las más de 150 atletas que fueron atacadas por Nassar, quienes se presentaron en una audiencia del Comité Judicial del Senado que investiga el mal manejo del FBI sobre el caso de abuso.

“Me siento hoy ante ustedes para alzar mi voz para que ninguna niña tenga que soportar lo que yo, las atletas de esta mesa y las innumerables personas sufrimos innecesariamente bajo la apariencia de tratamiento médico de Nassar”, declaró la estrella olímpica Biles, de 24 años.

La gimnasta culpó a Larry Nassar y también a todo el sistema que permitió y perpetró el abuso: USA Gymnastics, el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos sabían que estaba siendo abusada por su médico del equipo.

“Después de contar mi historia completa de abuso al FBI en el verano de 2015, el FBI no solo no reportó mi abuso, sino que cuando finalmente documentaron mi reporte 17 meses después, hicieron afirmaciones completamente falsas sobre lo que dije”

Ella aseguró que los agentes del FBI que recibieron su denuncia “fabricaron una declaración” que no era verdad y recién se escribió formalmente un año y medio después.

Los testimonios de las otras gimnastas presentes fueron igual; denunciaron abuso a USA Gymnastics hace años, y aún así, recibieron pocas respuestas, por qué docenas de otras niñas y mujeres tuvieron que ser abusadas después de que estas denuncias.

“Después de que denuncié mi abuso a USA Gymnastics, su ex presidente Steve Penny nos dijo a mi familia y a mí que guardáramos silencio y no dijéramos nada que pudiera perjudicar la investigación del FBI. Ahora sabemos que no hubo ninguna investigación real del FBI” dijo Maggie Nichols.

Aly Raisman, de 27 años y con seis medallas olímpicas entre Londres 2012 y Río 2016, agradeció a las otras “valientes supervivientes” por compartir sus historias para “seguir presionando para que se haga Justicia”.

Estos cuatro valientes testimonios dominaron los principales diarios de Estados Unidos con el foco puesto sobre la actuación del FBI.