El aterrador momento en que un traficante mata a un oficial en Nuevo México con un AR-15

3,838

La Policía de Nuevo México en Estados Unidos, difundió las imágenes de la cámara de una patrulla y la cámara corporal de un oficial, que fue brutalmente asesinado a tiros por un traficante de drogas.

El incidente tuvo lugar el pasado 4 de febrero al este de la ciudad de Deming, cuando el agente Darian Jarrott, de 28 años, le marcó el alto a una camioneta Chevrolet, detallan autoridades en un comunicado.

La grabación muestra que el asesino se identificó como Omar Cueva y platicó previamente con el oficial, hasta que admitió tener un arma.

Cueva descendió el auto, supuestamente pasa seguir al oficial hasta la patrulla, pero sacó el rifle e inmediatamente abrió fuego en contra del policía.

“Cueva disparó a quemarropa varias veces más contra el oficial Jarrott, quien fue alcanzado por los disparos y murió”, reza el comunicado

Un agente de seguridad llegó a la escena y notificó a la Policía Estatal que un oficial había caído; por su parte otro oficial de la Policía de Nuevo México localizó a Cueva viajando hacia el este por la Interestatal 10 y se dio lugar a una persecución donde el responsable también disparó contra los oficiales que lo seguían.

Otros agentes utilizaron ponchallantas cerca de la salida de la Interestatal, pero el hombre salió del vehículo armado y disparó múltiples ocasiones hacia los oficiales, quienes respondieron y lo hirieron y finalmente fue declarado muerto en la escena.

Otro oficial resultó herido pero fue atendido a tiempo y se determinó que las lesiones no ponían en riesgo su vida.

El oficial Jarrott dejó a tres niños pequeños y la familia esperaba su cuarto hijo, quien nacería este 2021.

De acuerdo a la investigación, la Policía de Nuevo México detalló que Cueva se dirigía a Las Cruces para hacer un negocio de drogas.

El hombre tenía historial delictivo violento, su primera detención fue a los 13 años por vandalismo, posesión repetida de drogas en su adolescencia y tráfico de drogas a los 21 años, culminando con la posesión con intención de distribuir metanfetamina a los 29 años.

IMAGENES FUERTES