Él es el rabino héroe de Texas que le tiró una silla al secuestrador de la sinagoga para huir con los rehenes

198

El rabino de una sinagoga en los suburbios de Fort Worth, Texas, donde el pasado fin de semana un hombre armado tomó rehenes durante los servicios, declaró que ellos huyeron, nadie los liberó.

Charlie Cytron-Walker contó que lanzó una silla a su captor antes de escapar con otras dos personas después de un enfrentamiento de horas, resaltando la importancia del entrenamiento de seguridad que tuvo para lograr salir de ahí.

Declaró que dejó entrar al hombre en la sinagoga el sábado porque parecía necesitar refugio. Aclaró que no lucía amenazante ni sospechoso al principio, pero más tarde, escuchó el chasquido de un arma mientras rezaba.

Otro de los rehenes Jeffrey R. Cohen, dijo que trabajaron para mantener al atacante ocupado. Hablaron con él y éste les dio lecciones sobre lo que pensaba, pero en un momento dado, cuando la situación se agravó, el agresor les dijo que se pusieran de rodillas.

Cohen recordó que se incorporó en su silla y movió lentamente la cabeza y dijo “no”. Mientras el secuestrador se movía para volver a sentarse, Cohen dijo que Cytron-Walker gritó que corrieran.

“Les dije que se fueran, tiré una silla al atacante y me dirigí a la puerta y los tres pudimos salir sin que se produjera un solo disparo”.

Las autoridades identificaron al secuestrador como el británico Malik Faisal Akram, de 44 años, que fue abatido por las autoridades.

El domingo por la noche, el FBI emitió un comunicado en el que calificaba la experiencia como “un asunto relacionado con el terrorismo, en el que la comunidad judía era el objetivo”