Asesinan a Estatales de Nuevo León; hallan sus cuerpos en la Ribereña

70

Seis elementos de Fuerza Civil fueron asesinados y cuatro resultaron heridos por integrantes de la delincuencia organizada, en el municipio fronterizo de Anáhuac, al norte de Nuevo León y sus cuerpos hallados en la carretera Ribereña en los límites del Estado con Coahuila.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada de este domingo 26 de junio, en la carretera a Colombia, cuando 10 oficiales que viajaban en dos patrullas sin blindaje recorrían la vialidad, fueron sorprendidos por un comando con armas de alto calibre en 10 camionetas blindadas.

Los delincuentes habrían colocado “ponchallantas” sobre el camino, que hicieron que al menos una de las patrullas terminara volcada.

La otra unidad avanzó un kilómetro y en ella quedó otro agente sin vida tras ser atacados con fusiles Barrett calibre .50 y AR-15, calibre .223, cuyas decenas de casquillos quedaron esparcidos en la carretera.

Tres de los elementos murieron en el lugar y otros tres agentes fueron secuestrados y posteriormente ejecutados, de acuerdo con reportes policiacos.

Sus cadáveres fueron encontrados horas después en la carretera La Ribereña, en los límites de Nuevo León con Coahuila; fueron identificados como Evelyn Lizeth Gómez Kruegel, Fidel Alejandro Olvera Gutiérrez e Idelfonso Francisco del Ángel.

Los policías que murieron durante la emboscada eran Carlos Andrés Hernández de la Cruz, Alfonso Cruz González y Humberto Ascención Ramos Oaxaca.

Cuatro policías sobrevivieron, pero algunos con heridas graves y uno habría perdido un brazo tras un impacto de una Barrett.